Band of Guardsmen

Sesión 10

Cort estaba asustado. Cort tenía frío, y estaba asustado. El aroma a tierra húmeda bajo sus botas gastadas le provocaba hambre. No había casi comida, gracias al maldito mutante York. Sus músculos estaban agarrotados tras las largas caminatas, y la siesta (porque verdaderamente no había dormido mucho) lo había dejado dolorido. Los combates del día habían sido intensos también, pero por suerte no habían habido bajas. Recordó la desesperación de subir por el cable que el sargento Aelius había tensado para atacar por arriba la fortificación enemiga, mientras el resto del escuadrón maniobraba para un ataque frontal y el rescate de Cutter, herido de gravedad.

Tampoco había habido tiempo para aburrirse cuando un convoy patrulla de vehículos terrestres enemigos se acercó. Los disparos del Imperio fueron seguros como la fe, rápidos como una sentencia, pero nada los preparó para descubrir la fetidez y magia oscura que parecía animar a los enemigos, ya lejos de toda salvación que no fuera el láser purificador de las lasguns.

“Escucha, Sarvus… ¿pudiste dormir?” El aire estaba tan frío que Cort se encontró tiritando.
“Claro que sí. Y fue mejor que nos quedáramos sin comida, no me gusta dormir tras una comida pesada.”
“¿Qué te parece que haya en ese fuerte?”
“Medallas para todos nosotros, si hacemos las cosas bien, Cort.”
Cort reflexionó sobre eso mientras se aproximaban al río. No tenía ninguna medalla aún, por ser ésta su primera misión. Quizás si aprendía de tipos confiados como Poncho y Cutter, o serios como Ossman y Aelius, podría terminar con un lindo rifle de plasma y un café.

Recordó el rezo del escuadrón durante la tarde, la fe en el Emperador reforzada por el bólter tácito del Comisario. Entonces, de vuelta en el presente, escuchó los primeros disparos, y tuvo dudas.
Ante la duda, avanza, se dijo, y dio otro paso adelante.

View
Kill the mutant! (diario intimo de Cutter)

“Me puse a recorrer el camino, porque soy re piola, para tratar de percibir al enemigo. Lamentablemente, no me di cuenta que, al doblar, un rincon del bosque, habia una valla. Y, detras de esa valla, una torre de vigilancia. Mi… poca percepcion, casi me costo la vida. Por suerte, soy re piola y me banque de pechio un multilaser. Mientras descasaba en el piso, mis amigazos se la metieron hasta el fondo, a los enemigos. Una vez ya descansado, volvi a combatir, explote algunos jeeps, mate algunos giles. Pobre Poncho, mi buen amigo. Tuvo que parar de pecho varios disparos y casi se reune con el emperador. Como lo banco al ponchito. Y bueno, como somos re piolas, ahora avanzamos a la fabrica. Haciendome el pistola, avance por un costado, atraje a la vigilancia… bueno, eran bocha, asi que, decidimos ir por un costado, para entrar de incognitos. Eshhhta incognitos, mi betty2 es incognita. Bajamos a la gilada que estaba cerca del rio. Porque somos re piolas. Y ahora, nos vamos a curtir a los mutantes feos… bueno, no. Paso. Capaz que a Tybalt si le cabe eso.”

View
Sesión 6 - SITREP

“Este es el escuadrón Aelius, 114th Praetorians. Código IFF Zulú Cero Beta Cinco Sigma. Ubicación: Próximo a objetivo. Situación: Listos para capturar objetivo. Reporte parcial:
- Se partió de la base con rumbo NE a las 2200 por ruta designada en zona urbana fabril.
- Resistencia mediana encontrada en emplazamientos de armas automáticas. Tamaño: escuadrón. Actividades: estacionarios custodiando cruce de calles; enemigos escondidos en estructuras. Ubicación: Coordenadas encriptadas. Identificación: Guardia Imperial Secesionista, infantería ligera. Tiempo: estimado 2315. Equipamiento: M36 Lasguns, Heavy Stubbers, Autocannons.
- Enemigos neutralizados completamente. Dos soldados y Sargento Aelius heridos. Se procedió a interrogar a un POW pero éste no sobrevivió el interrogatorio realizado por el Psyker Sancionado Tybalt Yorke. Se capturaron Power Packs y se escondió el resto del armamento enemigo.
- Fortificaciones encontradas en la línea costera. Tamaño: compañía. Actividades: estacionarios en torres vigía y patrullando la zona. Ubicación: Coordenadas encriptadas. Identificación: Guardia Imperial Secesionista, infantería ligera. Tiempo: estimado 0012. Equipamiento: M36 Lasguns, Heavy Stubbers, Autocannons.
- Se intentó eliminar sigilosamente a un guardia de una torre mediante francotiradores ratlings Mikhail Surkov y Fyodor Okhlopkov. La tentativa falló, se inició una alarma general enemiga. El escuadrón Aelius se retiró en busca de mejores oportunidades.
- Se procedió en dirección E y se encontró un bote de goma abandonado, inflable, motorizado y de uso civil. Hora aproximada 0050. El bote fue abordado por el escuadrón entero y se logró usarlo para navegar con remos a través de la bahía en sigilo. Se mantuvo el elemento de sorpresa pese a la alarma anterior.
- Se alcanzó la cercanía del objetivo, el bote fue hundido para mantener el sigilo. Hora aproximada: 0230.
- La situación del Objetivo es la siguiente: enemigos repartidos irregularmente por la zona, en vigilancia constante. Acceso a la zona vigilado por secesionistas. El Objetivo en sí está iluminado fuertemente por haces vigía. Tamaño: uno o dos pelotones. Actividades: vigilancia estacionaria en escuadrones repartidos. Ubicación: cercanías del Objetivo. Identificación: Guardia Imperial Secesionista, infantería ligera. Tiempo: estimado 0250. Equipamiento: M36 Lasguns, Autocannons.
- Los soldados demihumanos procedieron a infiltrar las mayores concentraciones de enemigos y plantar explosivos para neutralizarlos, así como el acceso a la zona. Hora aproximada: 0330.
- Se procede al final de este reporte a detonar los explosivos y comenzar la última fase de la operación.

El Emperador protege."

View
Ataque a la refineria (Sesion 4 por Fyodor)

El bar estaba particularmente lleno esa noche. El aire estaba cargado con el familiar olor a sangre y putrefaccion, y sobre eso una cantidad generosa de alcohol, vomito y orina.
Parado sobre una mesa, el viejo ratling luchaba por mantener sus proporciones generosas en equilibrio y hacerse escuchar por encima del bullicio de la taberna.

“Hermanos soldados, sirvanme otro trago y escucharan lo que voy a narrarles, pues todavia les puede contar una u otra cosa sobre el glorioso combate de la refineria.”

Un sucio vaso fue pasandose de mano en mano, su contenido desparramandose sobre el piso pegajoso, hasta finalmente llegar hasta Fyodor.

“La noche era oscura en lo hondo de la jungla, a kilometros de cualquier refuerzo y esperando el inminente ataque orko.”

Los soldados mas cercanos, especialmente los mas jovenes, empezaron a prestar atencion a la voz rasposa y aguda del ratling ebrio.

“La refineria que era demasiado grande para cubrir eficientemente con nuestros numeros, las armas pesadas tenian municiones limitadas y no teniamos forma de conseguir informacion sobre el momento o la forma que las abominaciones xenos osarian atacar a esta refineria que por derecho divino pertenece a los sirvientes de El Dios Emperador.
Sin embargo, el buen soldado cuida su rifle tan bien como cuida sus pensamientos, y sin dejarnos amedrentar reforzamos nuestras defensas y mantuvimos vigilia permanente.”

El bar ya estaba casi completamente en silencio, a excepcion del ocasional grito de aprobacion. El viejo ratling sonreia por dentro, pensando en los tragos que iba a recibir en el futuro, mientras mantenia una pausa dramatica con el semblante serio, la mirada perdida en el infinito.

“Finalmente llegaron. Las abominaciones xeno intentaron burlarse de nuestra inteligencia mandando un ataque falso, pero adivinamos sus intenciones al instante y mantuvimos nuestras posiciones.
Los brutos finalmente soltaron el grueso de su ataque, una ola verde de destruccion, Habian orkos de todos los tamaños, con todas las armas posibiles: armas pesadas, lanzallamas, rifles y hasta dos vehiculos de asalto con lanzamisiles. Ademas de superarnos en armamento, nos superaban en numero, ya que eran aproximadamente treinta contra nuestros nueve soldados.
En pocos segundos destruyeron una de las paredes de la refineria y empezaron a entrar de a docenas.”

Una nueva pausa dramatica. A pocos metros del ratling, unos reclutas jovenes le colocaron en la mano otro trago, y una porcion de queso relativamente bien conservado. Simulando un quiebre de concentracion exasperado, el ratling continuo su relato con la boca llena de queso.

“¿¡Creen que eso nos detuvo?! ¿¡Creen que eso nos asusto?! ¡SOMOS GUARDSMAN DE LA GUARDIA IMPERIAL, Y LOS DESTRUIMOS A TODOS! ¡CON FUEGO, CON LASER, CON FURIA!”

Queso y cerveza volaban de la boca de Fyodor mientras el bar estallaba en vitoreos y gritos ebrios, suficientes para que el comisario estacionado en la puerta entre a calmar el descontrol.
Las celebraciones continuaron sin embargo, hasta el punto que Fyodor pudo terminar con una indigestion y una resaca propia de un buena noche como las de Ornsworld.

View
Sesión 04

Cuartel General Provisorio, Skrynne, Frente Spinward, Sector Calixis

A la señora de Thale,

Estimada señora.

Es mi deber informarle según requerimientos del Administratum que su hijo Macharius ha muerto gloriosamente en el campo de batalla, enfrentando él solo a un enemigo monstruoso, sin vacilar en su deber.

Sé cuán débil e insuficiente ha de parecer cualquier palabra mía que intente distraerla de su aflicción por una pérdida tan abrumadora, pero no puedo abstenerme de ofrecerle el consuelo que quizá se encuentre en la gratitud del Imperium, por el cual murió.

Ruego al Emperador pueda aplacar la angustia de su pérdida, y le deje sólo el afectuoso recuerdo de los seres queridos y perdidos, y el solemne orgullo que debe usted sentir al haber realizado tan costoso sacrificio en el altar de la humanidad.

Muy sincera y respetuosamente suyo

M. Aelius
Sargento Aelius Squadron, 114th Praetorians

View
Backstory Mikhail (Sesion 3)

Aprendes las cosas importantes cuando naces en Ornsworld.
Toda comida necesita un poco de sal y un poco de azucar.
Toda mira tiene dos perillas, una compensa por el viento, la otra por la distancia.
NUNCA salgas de tu base sin tener raciones para el doble del tiempo estimado.
No se mata apuntando a la cabeza, se apunta al centro del peccho. Es mejor mantenerlos heridos; si son mas o menos importantes alguien los va a tener que llevar a un hospital donde los mantenes ocupados. Y si los xenos no son de los que tienen hospitales, al menos sus gritos van a distraer a sus compañeros.

Pero estar al servicio del Dios Emperador significa que uno no siempre va a poder trabajar con gente nacida en Ornsworld.

Caimos ayer a la noche, en lo que podria haber sido una operacion sencilla. La Valkyria en la que ibamos a bajar estaba ya saturada de tropas, pero unos Storm Troopers insistieron en abordarla para bajar a la superficie.
El peso fue demasiado, apenas entramos en la superficie el piloto empezo a luchar para que no cayera en picada, y con Fyodor tuvimos que saltar antes de tiempo.

Por un segundo, vimos como la nave seguia luchando para compensar su altura y nos sentimos afortunados. Pero despues escuchamos el ruido. Habiamos escuchado de esta refineria, sabiamos que estaba tomada por orkos, y sabiamos que una vez toquemos el piso ibamos a estar muertos, pero decidimos aprovechar la oportunidad.

Tomamos un buen trago de whisky de nuestras petacas, y empezamos a limpiar la mayor cantidad de basura xenos posible. No se bien cuantos realmente murieron, pero finalmente sus balas alcanzaron nuestros paracaidas. Desde ahi, ya no recuerdo absolutamente nada.

View
Sesión 3 - Pedro

Mi güey Poncho quedó muy mal. Piñata, Faye y Gillian ya no están. No…pobres…no lo puedo creer. Tan sólo ayer estábamos en la academia. No…mis güeys.

Ah, Thadeus también quedó muy mal…casi muere…todos están muy mal…yo me siento muy mal…

A ver, qué pasó, qué pasó…vamos ay…recuerdo estos últimos hechos con dolor en mi sensible corazón.

Tybalt, Faye, Poncho y yo parados en el Chimera. Las balas zumbando por los oídos…y de repente…FLASH, Poncho herido por primera vez en esta misión…oh no, hirieron a Poncho. Pobre Poncho…Siento no haber podido hacer nada para ayudarte Poncho.

De la nada surgen más y más orkos, y su jefe infernal. Que nos insulta y nos amenaza. Ay…mucho miedo. Esto no es lo que quería de la guerra.

Piñata, ese hombre gordo de corazón gordo se arriesga entre las balas para tomar mejor posición en una de las torretas. Estuvo manteniéndonos a salvo unos segundos con fuego supresor…hasta que luego

Planteamos retirada…todos estamos entrando al Chimera…pero…o por el Emperador…

Un grito de Piñata…sos gritos mogólicos, él sosteniéndose una pierna fracturada por una bala.

Estaba confundido, no lograba alcanzar a nadie con sus disparos…pero ellos sí a él…pobre ángel. Una lluvia de balas orkas baña a Piñata y a Gillian.

Grito su nombre pero los ruidos de la guerra ahogan mis alaridos. Poncho me arrastra al Chimera y nos disponemos a rammear la puerta con el mismo.

Lo logramos. Varios orkos caen bajo nuestro fuego imperial purificador. Mi güey amigo poncho termina a balazos al jefe orko usando el bolt montado al chimera. En verdad eres lo mejor de lo mejor de lo mejor poncho.

Pero luego…comenzó el terror. Cuando dábamos todo por acabado, un remanente de media docena de orkos se lanza sobre el chimera. El piloto empieza a perder el control del vehículo.

El maldito maldito maldito Storm Trooper nos grita a Faye y a mi que mantengamos cerrada con fuerza la puerta del chimera. Yo titubeo y antes de que mis músculos digieran las órdenes, Faye corre hacia la puerta…Segundos después, los orkos arrancaban la puerta junto con Faye y…THE HORROR

THE HORROR

Por qué Faye, por qué?

Desde ahí sólo son flashes.

En menos de 30 segundos, paredes del chimera tapizadas de sangre. Cuatro orkos en el piso, Poncho agoniza pero sobrevive. El hombre tocado por el warp sonríe irónico…nunca lo tocaron, destruyó la mente de esos orkos, los hizo bailar, caer, volver a bailar. Ese hombre es maaaaalo, maaaaalo…pero nos salvó. El storm trooper recibió varios golpes porque no tenía su pistola para defenderse cuerpo a cuerpo…la que le regalo a SUS hermanos.

Al menos la justicia del emperador se hizo ver: el storm tropper, el asesino arrogante de Faye que no se animó a sostener la puerta yace agonizando en el piso.

Poncho tiene razón, él nunca será un miembro del equipo. Le da su ayuda a otros y a nosotros nos condena…

View
OLA

Arvol lastima

Havian cocos

View
Diario de Poncho y su gran amigo Pedro
Poncho lo_mejor refinería

Somos lo mejor de lo mejor de lo mejor.
Hicimos orgulloso a nuestro Sargento y él puso orgulloso a esos soladuchos de ese fuertucho y nos asignaron una misión a nuestra altura, A MI ALTURA.
__
Una misión de rescate para recuperar una refinería estratégica. Mucho para esos Brontian Longknives que están hace nueve años perdiendo una guerra. Necesitan más gente como nosotros, que somos lo mejor de lo mejor de lo mejor.
__
El loquito de los ojos de Tybalt fue a manguear boludeces al quartesmaster del campanento. No es que lo necesitemos, después de todo somos lo mejor de lo mejor de lo mejor.
__
No consiguió nada, excepto un equipo de primeros auxilios para cerrar heridas. El único que lo sabe usar es ese stormtrooper de juguete de Macharius. A ver si es una mejor enfermera que soldado. Jejeje, que me cure esta. Yeah Poncho.
__
Nos dieron el briefing y nos dijeron lo geniales que somos. Nos asignaron equipo pero el loquito de los ojos no consiguió nada…otra vez. Hay que dejar que hable. La próxima mando a Pedro.
__
Igualmente, deben haber leído mi biografía y mis aptitudes personales porque nos asignaron un Chimera para el grupo. Quién lo maneja? Papá…OBVIO.
__
Tracé la mejor de la mejor de la mejor ruta para llegar a la refinería.
En el camino vimos caer una nave de juguete. Seguímos el rastro y qué había dentro?
Más stormptroopers de juguete, la mitad muertos. No como nosotros los Praetorians, que sobrevivimos porque somos lo mejor de lo mejor de lo mejor. Cuando se darán cuenta.
Encima los que quedaban vivos estaban hechos concha, el loquito de los ojos hizo eso que hace que se le cierren las heridas. Un asco. Pero bueh, salvó como a cuatro de esos maricones.
Estaban en una misión de no sé qué mierda para hacer un ataque relámpago…bueh, medio que lo hicieron…el piso de los hizo a ellos.
No presté mucha atención porque yo me quedé en el Chimera con el Sarge y Pedro trazando más rutas y vigilando. Que groso que soy.
__
Les mangueamos las armaduras a los StormTroopers, de sus compañeros muertos…no las dieron, obvio. Se creen mejor que nosotros esas basuras. Encima después de curarlos y mandarles un mensaje para que los rescaten…Ah, y lo mejor de todo, NUESTRO stormtrooper le regaló sus granadas y su pistola. Qué hijo de puta…un Stormtrooper es un Stormtrooper primero y un miembro del squad después. Y el sarge no dijo nada…Piñata lloró…fue todo muy confuso.
__
Bueno, pero después le cabió a Macharius, porque estaba vigilando y le cayeron cuatro bichos que le cortaron toda la pierna. Bien que conseguímos su equipito de Boy Scout de primeros auxilios.
__
Bueh, seguímos hasta la refinería. Casi 100×100 m, con paredes de cinco metros y casillas en cada extremo.
Estuvimos mucho tiempo planeando como entrar, haciendo un perímetro con el Chimera. El Piñata se trepó a los árboles y contó a los orcos que había ahí fortificados. Piñata está aprendiendo a contar muy bien.
Como el Stormtrooper nunca quiere ser menos, se quizo trepar él también, pero al final lo tuvo que ayudar Piñata…se terminó cayendo y rompiendo la otra pierna que no le habían comido los bichos. Qué lindo que es el karma. Gracias Emperador en tu infinita sabiduría por darme estos momentos.
__
Al final nos embolamos. Estábamos que no queríamos acercanos con el Chimera para que no nos caguen a tiros el transporte…pero papá…lo manejo yo, Poncho.
Al final nos embolamos todos y empezamos a cagar a tiros desde el Chimera. El loquito de los ojos se envició con el lanzallamas pero no le pegó a nadie.

Piñata se quiso volver a subir a un árbol, pisó mal y salió rengueando. Pobre el gordo…él siempre dispuesto, terminó hecho mierda.
__
Los orcos se terminaron atrincherando detrás de las paredes de la refinería. Acercamos a la Chimera a la pared, cagamos un poco a bombazos con las granadas que NO REGALAMOS nosotros. Estábamos discutiendo el loquito y yo cómo seguir cuando unos orcos se nos quisieron hacer los vivos.
Aparecieron tres de la nada, pero quién fue más vivo, yo PONCHO. Los vi, le pegué el grito al loquito.
Los orcos forros no nos hicieron nada. El loquito les reventó la cabeza con esas cosas locas que hace y a los que quedaron parados los terminamos recagando a tiros.
__
Ahora hay que ver cómo la seguímos. Igual es obvio cómo va a terminar…si total somos lo mejor de lo mejor de lo mejor

View
Fase 1: Desembarco

- El regimiento Imperial de los 114th Praetorians desembarca en el planeta Skrynne, bajo asedio por enemigos xeno. Desafortunadamente uno de los transportes es derribado por artillería antiaérea orka y es obligado a un aterrizaje forzoso.
- Las tropas evacúan el transporte como pueden, y son asaltados por una patrulla de orkoz y gretchins, que son exterminados por una maniobra envolvente del Escuadrón.
- Los Praetorians llegan a un fuerte cercano, que acaba de repeler al enemigo. Adentro está una compañía de los 4th Brontian Longknives, que está establecida hace años en el planeta. Ambos cuerpos militares se juntan para defender el fuerte ante el ataque inminente…

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.