Eckhart Ossmann KIA

Description:

Commissar Eckhart Ossmann Profile
WS 40; BS 40; S 31; T 40; Ag 30; Int 30; Per 30; Wp 39; Fel 42
Movement: 3/6/9/18; Wounds: 16
Armour: Best-craftmanship Imperial Guard flak armour (5 all); Total TB: 4
Skills: Command 20, Common Lore (Ecclesiarchy), Common Lore (Imperial Creed), Common Lore (Imperial Guard) 10, Common Lore (War), Dodge, Interrogation, Intimidate, Linguistics (Low Gothic), Parry, Scholastic Lore (Tactica Imperialis), Scrutiny, Tech-Use.
Talents: Air of Authority, Ambidextrous, Fearless, Galvanising Presence, Jaded, Heroic Inspiration, Nerves of Steel, Orthoproxy, Quick Draw, Radiant Presence, Summary Execution, Two-Weapon Wielder (Melee-Ranged), Weapon Training (Bolt, Chain, Las).
Weapons
Good-Craftmanship bolt pistol (Pistol; 30m; S/2/-; 1d10+5 X; Pen 4; Clip 8; Rld Full; Reliable, Tearing; 3,5kg) with auxiliary grenade launcher (Basic; 45m; S/–/–; Damage As Grenade; Pen As Grenade; Clip 1; Rld Full; +2,5kg).

Good-Craftmanship chainsword (Melee; 1d10+5 R; Pen 2; Tearing, Balanced; 6kg).
Gear: Commissar’s uniform, one uniform, one gas mask, one set of poor weather gear, one M36 lasgun (Basic; 100m; S/2/-; 1d10+3 E; Pen 0; Clip 60; Full; Reliable; 4kg) and four charge packs, one laspistol (Pistol; 30m; S/2/-; 1d10+2 E; Pen 0; Clip 30; Rld Half; Reliable; 1,5kg) and two charge packs, two frag grenades (Thrown; SBx3m; S/-/-; 2d10 X; Pen 0; Clip 1; Blast (3), Ogryn-Proof; 0,5kg), two krak grenades (Thrown; SBx3m; S/-/-; 2d10+4 X; Pen 6; Clip 1; Concussive (0); 0,5kg), one smoke grenade (Thrown; SBx3m; S/-/-; -; Pen 0; Clip 1; Smoke (6); 0,5kg), one knife (Melee/Thrown; 5m; 1d5+3 R; Pen 0; 1kg), one best-craftmanship Imperial Guard flak armour, one rucksack or sling bag, one set of basic tools, one mess kit and one water canteen, one blanket and one sleep bag, one rechargeable lamp pack, one grooming kit, one set of cognomen tags or equivalent identification, one chrono, one micro bead, one primer or instructional handbook, combat sustenance rations, two weeks’ supply.
Implants: Vocal implant.
Carry: 29,5kg/45kg; Lift: 90kg; Push: 180kg
Fate Points: 2; Insanity Points: 0; Corruption Points: 0
Aptitudes: Agility, Ballistic Skill, Fellowship, Finesse, Leadership, Perception, Toughness, Weapon Skill, Willpower.
Demeanour: Psycho
Special Rules and Modifiers Summary

  • Only One Life to Give: So driven to martyrdom are the Krieg, that it can cause them to take unnecessary risks, lamenting that they can only sacrifice themselves once. Krieg characters must pass an Ordinary (+10) Willpower Test in order to retreat from combat or otherwise act in the interests of self-preservation.
  • Faceless, Nameless, and Selfless: Krieg Korpsmen are taught to regard themselves without identity, hidden behind gas masks and stripped of even their names. This lack of self helps them fight on against impossible odds, and neither fear nor doubt will hinder them. When required to make a Fear or Pinning Test, ignore all penalties applied to the Test, and simply treat it as a Challenging (+0) Willpower Test.
Bio:

[Extractos de los diarios personales de Eckhart Ossmann 01]
20/06 del 999.41M, Oriad IV “Oriad Minoris”, Frente Spinward
0830 hora local.

Volví a soñar. No, no fue un sueño, fue una pesadilla. No he tenido sueños hace… meses ¿O años? Los recuerdos son confusos cuando son tan viejos. Desde la mejora neuro-emocional que me realizaron los Tecno-Sacerdotes de Marte una década atras fui perdiendo la capacidad de soñar.

Pero ayer soñé, una pesadilla. Vi los rostros de los jóvenes reclutas de los 114th Praetorians, aquellos que ejecute. Sus jovenes y tiernos rostros demacarados rapidamente por la guerra, las heridas, el hollín, la tierra, la lluvia, en barro, el cansancio, la falta de sueño, los rostros sollozos de los débiles. Los debiles se quiebran y realizo mi deber. Su rostro deja de existir, la pistola bolter es muy eficaz, la bala ingresa por su cara y explota una vez en el interior, en el lugar donde había una cabeza ahora hay una nube de sangre y los restos salen despedidos bañando a quienes lo rodeaban. Sus expresiones, previas a ser ejecutados varían, algunos le dan la bienvenida, la aceptan sumisamente liberándolos del infierno en el que se encuentran, otros lloran y rogan por clemencia, otros huyen de terror… odio cuando huyen, no puedo darles en el rostro.

Antes del Frente Spinward creía que lo peor había sido en la Expansión Koronus. La defensa del sistema Ntharis. Una campaña de 6 años repeliendo una invasión de los mas viles xenos, los Rak’gol. La campaña finalizo con éxito, pero a un costo altísimo. Se perdieron varios buenos regimientos en ese conflicto, buenos camaradas, buenos amigos.

Antes creía que los horrores que sufría al enfrentarme a esas criaturas me atormentarian de por vida, me equivoque. Lo peor que me paso fue cuando reformaron lo que quedo de nuestro regimiento y nos unieron con el 114th Praetorians, haber peleado contra los Rak’gol era nuestro deber, enfrentarnos a los horrores de la galaxia para que otros puedan vivir, cuando otros perdían la cordura los Death Korps of Krieg mantenían la posición ya avanzaban palmo a palmo sobre los cadáveres de nuestros camaradas o los fétidos cuerpos alienígenas, pero cuando fuimos trasladados al Frente Spinward el escenario cambio. Separado de mis hermanos de Krieg ahora servía junto a extraños. Pocos me respetaban, la mayoría me temía o me odiaba, no los culpo, no es lo que me importa mientras cumplan su deber. Pero no es eso lo que me atormenta, sino las ejecuciones. Las tropas de Krieg se acostumbran desde pequeños a usar mascaras, vitales para la supervivencia en el planeta, son nuestros rostros, todos somos iguales e inquebrantables. Aquí entre los Praetorians veo sus caras cuando los ejecuto, cada cara tiene su nombre, su historia, y yo la borro de la existencia… no voy a alardear, no soy un escolar, no recuerdo sus nombres, pero si los rostros, son los que veo cuando tengo pesadillas.

Soy interrumpido. El soldado razo que ingreso a mi tienda para notificarme que soy requerrido en el frente me ve escribiendo y me dice que debería hacerlo seguido, que “hace bien”. Que puto de mierda, espero no combatir junto a el.

[Con letra apresurada se puede leer:]

Nota: Escribir sobre lo que realmente hace bien. Realizar la litania de la lubricacion en la espada-sierra.

E. Ossmann

Extractos de los diarios personales de Eckhart Ossmann 02]
24.06 del 999.41M, Oriad IV “Oriad Minoris”, Frente Spinward
1510 hora local.

Mi primera asignación en Oriad IV “Oriad Minoris” fue unirme al escuadrón del sargento Lazarus Biblioni de los 114th Praetorians para mantener un ojo sobre él y sus hombres, al parecer en sus últimas misiones su escuadrón había empezado a tener un pobre desempeño. Es mi deber hacer que estos hombres cumplan con el suyo.

Mi primera impresión sobre el escuadrón corrobora los rumores, la autoridad de Biblioni sobre sus hombres es casi inexistente, es como si fuera uno de ellos, un soldado mas. Debi ejecutarlo en la primera oportunidad que tuve. Una vergüenza para la Schola Progenium y los 114th Praetorians que se tienen en tan alta estima. Avanzamos con el resto de las fuerzas hacia Lazelle y durante el viaje pude recuperar un poco la integridad de este maldito escuadrón de flojos, el sargento parecía aliviado de sus responsabilidades.

Nos acercamos a la zona de combate, los límites de la ciudad. Volveré a escribir cuando la situación me lo permita.

E. Ossmann

[Extractos de los diarios personales de Eckhart Ossmann 03]
26.06 del 999.41M, Oriad IV “Oriad Minoris”, Frente Spinward
0530 hora local.

Nunca lo imaginamos pero estábamos condenados desde el inicio. Ahora se que la Operación Flecha Roja fue un fracaso desde el principio. Desconozco las causas con exactitud pero supongo que fueron varias cosas: mala inteligencia ¿De forma deliberada? No lo sé, poca preparación, oficiales ineficientes siguiendo sus propias agendas y por sobre todo, subestimamos a nuestros enemigos, los enemigos del Imperio, de la humanidad, del Emperador.

No puedo hablar por las otras tropas, pero luego de varias misiones exitosas junto a los 114th Praetorians llegamos victoriosos y confiados como heroicos conquistadores al sistema Oriad. Ese fue nuestro gran error, nunca esperamos encontrarnos con que el 95% de la población del planeta se mantuvieran fieles y fervientes seguidores al Dominio Severan, la población y las fuerzas armadas estaban preparadas a morir hasta el último hombre por su patria (por lo menos eso es lo que dice su propaganda). Y si fuera por mi les daria el gusto, a todos y cada uno de ellos. Basura traidora.

La invasión a la ciudad fue rápida, demasiado fácil, deberíamos haber sospechado. Con las fuerzas avanzado el enemigo contraatacó cortando las formaciones por la mitad, valiéndose del apoyo de los civiles quienes les otorgaban refugios y una superior movilidad. Sumado a graves problemas de comunicaciones y las cadenas de mando que sufrieron nuestras tropas nos llevó a un completo desastre.

Ahora me encuentro junto a el escuadrón de Biblioni arrinconados en uno de los hoteles de la ciudad recibiendo fuego enemigo por todos los flacos, dos de sus hombres sufrieron graves heridas y se encuentran fuera de combate. Y en la quietud antes del alba, mientras que realizaba un sistemático mantenimiento a mi equipo personal puede ver en mis camaradas como empiezan a flaquear, a dudar.

E. Ossmann

[Extractos de los diarios personales de Eckhart Ossmann 04]
26.06 del 999.41M, Oriad IV “Oriad Minoris”, Frente Spinward
1350 hora local

Nos volvieron atacar, deben ser tres escuadrones aproximadamente y con armas pesadas. Dos hombres perdieron la vida bajo fuego enemigo. Desde que quedamos arrinconados Biblioni no había dado otra orden más que asegurar las aperturas, mantener la posición y esperar por novedades. No me sorprende que haya pasado lo que paso.

Tres de los hombres y Biblioni murmuraban entre ellos, no es la primera vez que veo la escena y se que va a pasar, el sargento se acerca y comienza a hablar, me cuenta obviedades que ya se: “los enemigos se acercan por los flancos, cuentan con armas pesadas, nos superan numéricamente, tenemos cuatro bajas y hombres fuera de combate, se acaban las municiones,…” y entonces es cuando por sobre los ruidos del combate escucho sus siguientes palabras con una nitidez y claridad extasiante “Comisario Ossmann, deberíamos pensar en ren..”. Luego de una vida de entrenamiento, es un reflejo, como respirar, la bala de bolter desparrama la cabeza de Biblioni en todas las direcciones, debería haberlo ejecutado a mayor distancia y recitado la pena, pero qué demonios, había estado esperando ese momento hace días y debo admitir que sentí cierto placer en ver su expresión esos últimos segundos en los que se da cuenta de lo que está sucediendo. Maldito cobarde, nunca estuvo a la altura de la situacion, la unica forma de que haya llegado a sargento es por contactos, política y corrupción dentro de la Guardia Imperial, uno de los grandes males que azotan las fuerzas imperiales.

Ahora bajo mi liderazgo, los hombres que restan están dispuestos a mantener la posición hasta la muerte, por la mano del enemigo o por la mia. N son mis amigos, ni mis compañeros, ni familiares lejanos del mismo planeta, no me importa quienes son ni que sienten, son soldados y están bajo mi mando, son el único recurso que me queda para mantener la posición Imperial. Me odian y me temen. Me gusta. El miedo asegura la lealtad.

Redistribuimos las municiones y el equipo de los caídos, reforzamos nuestra posición en el segundo piso del hotel y la mantendremos hasta que el último hombre muera. Por debajo de la máscara sonreía, pues no hay mayor gloria que morir cumpliendo el deber, morir por el Emperador.

E. Ossmann

Eckhart Ossmann KIA

Band of Guardsmen El_Enano_Durlock